sábado, 5 de febrero de 2011

Pucallpa

No se que contar de la selva. El tiempo pasa y me siento mas incapaz de contar las cosas que voy viviendo.
La selva es... la selva. Gente que nunca sabes que tienen en la cabeza y muchos brujos, curanderos y gente dedicada a la magia de todo ripo.
Tome en casa de un curandero con el que vivi con su familia 3 meses la Ayahusca, dos veces por semana. Difil explicar lo que vi con la purga, que es como le llaman aqui a la Ayahusca.

Ahora pase mes y medio en la isla del sol en Bolivia y regreso a Peru pasado mañana.

Un saludo a todos

Jordi Gascon

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ben vingut a l'altre mon, ja al niras recordant¡¡¡ pel bò i pel dolent.
Albert.

Siriana dijo...

Es que las palabras acaban decepcionando siempre con estas experiencias. Sólo los "genios" pueden con ellas, y hasta por ahí nomás, que al final siempre acaban siendo una inintencionada impostura.
:+

Jordi Gascon dijo...

Pues si Siriana, ademas de dificil, cansado. Y mas cansado aun cuando lo intentas repetidas veces y solo consigues interpretaciones nada cercanas a lo que pretendes transmitir.

Un beso
Jordi gascon

Jordi Gascon dijo...

Holas Anonimo

No entiendo esto del otro mundo, para mi solo hay un mundo y es lo mas parecido a mi mismo.

Un abrazo
Jordi gascon