miércoles, 20 de agosto de 2008

Mi experiencia en el Zen



No se de donde salió mi interés por el Zen, pero ya de pequeñito fantaseaba por ser monje Zen, leía mucho sobre el tema y no me enteraba de nada, cosa que hacia que me interesara aun mas

Mi experiencia en el Zen empezó en los 80 en la comunidad del Arco Iris de Emilio Fiel.
Me costó un poco entrar en el tema ya que venia de una meditación devocional de la que en otra ocasión hablaré.
En el Arco Iris se practicaba una meditación dura, se decía que mantener el Hara equivalía a mantener una postura en la vida y resulto que esa postura era demasiado dura. Se mal entendió la claridad de la mente con la dureza, todo el mundo andaba con un semblante agresivo. Vivir el Hara ( al menos eso entendí yo) era vivir la autoridad y la agresividad. Seguramente otras personas lo entendieron de otra forma, pero lo que a mi me llegó era justamente esa posición que te hace mantener tu manera de ver las cosas y defenderla contundentemente. En la casa se respiraba un ambiente cerrado, no era nada fácil entrar con la gente.
En una ocasión vino de Japón un maestro reconocido dio una charla y un retiro de unos días, recuerdo que dijo que había demasiado dolor en todo lo que hacíamos, le pareció muy duro como vivíamos y dijo que el zen es no luchar, justamente lo contrario que se hacia en casa. Mi experiencia del Zen en ese tiempo no fue buena.

Tiempo después conocí a un maestro coreano, Seung shan y practique koans con el durante un tiempo, pero era una forma de trabajo con la que no me sentia demasiado indentificado. También conocí a una maestra coreana que nos presento Seung sha, se llamaba Poep shanim y con ella pasé bastante tiempo. Su forma de trabajar era muy diferente a la de el. Te daba un mantra y una foto suya, tenias que mirar la foto y repetir el mantra. Despues de un tiempo me propuso ser monje de su escuela, cosa que yo no acepté. Intenté como unas 6 veces dejar su practica pues en algunos aspectos me ayudó mucho pero en otros no sentía que tuviera que seguir con su practica. Cada vez que intenté dejarla me ponía enfermo y por fin un dia me decidí… fui a verla, le llevé un ramo de flores y me despedí de ella, al principio de la entrevista no me hacía el mas mínimo caso, ella seguía hablándome de mi práctica y yo insistía en que no haría mas nada con ella. Finalmente me dijo que no podía dejar la practica, que necesitaba un maestro y que si no lo tenia… literalmente me dijo que me volvería loco. Ese comentario fue el que hizo que mi decisión de dejarla fuera mas rotunda y por fin ella accedió, nos despedimos y no he vuelto a verla nunca mas. Ya no enfermé mas al dejar su practica. Tiempo después me di cuenta de que ella había conectado conmigo energéticamente y no quería soltarme.
Cuando termine con ella, al poco tiempo Seung shan se puso muy enfermo y todo el mundo pensó que moriría, pero no fue así. Ella cambió las cosas, forma de vestir etc, la gente que era más a fin a Seung shan se vió desplazada y algunos desaparecieron de la escena. Después de casi un año apareció en un buen estado de salud Seung shan, los alumnos de ella intentaron por todos los medios que no viera a sus antiguos discípulos aunque no lo consiguieron y al enterarse el de todo lo que había pasado arremetió muy fuerte contra ella. Fundó un centro otro centro, quedándose ella con el que había en primer lugar, y los antiguos discípulos salieron de nuevo a la luz y le arroparon. Ella le llamaba muchas veces para hablar con el y el nunca quiso.
Ella se caso con un chico que pertenecía una de las familias mas ricas de Catalunya y propuso a su familia llevar las empresas que tenían. Me comentaron que se presentó alguna denuncia en su contra pero ya no se mas. Creo que ya hace mucho que no viaja a España
Fuí bastante por el centro de el y después de un tiempo de práctica un día me decidí a proponerle ser monje de su escuela. El me dijo que me lo pensara bien y que cuando regresara de Francia pasaría por Barcelona y me llevaría a Corea con el. Pasó el tiempo, le fuí a buscar al aeropuerto, yo no comenté nada y el tampoco, comimos en Barcelona y de nuevo al avión se fué sin hablar nada del asunto.

Dejé el Zen, descubrí la Astrología y sentí que tenia que ver aspectos de mi mismo que en esa ciencia podía investigar, así que dejé el Zen y empecé a estudiar Astrología

Pasaron unos años, a finales de los 90 a través de un amigo conocí a Montee y su pareja . El inglés ella americana. Le conocí como maestro Zen aunque desde el principio no quedó claro a que escuela pertenecía, mas adelante me dí cuenta que el mismo se había proclamado maestro Zen.

Al principio hablamos mucho y decidí visitarlo en su casa del Vendrell. No pasó mucho tiempo para decidirme ir a vivir con ellos y ser discípulo suyo, era un lujo tener un maestro para mi solo ya que no tenia a nadie mas. Hacia de 4 a 6 horas de meditación sentada al día y fue muy productivo, gracias a el entendí algo del Zen y tuve experiencias muy interesantes. Ocurrió que en su enseñanza mezclaba psicología y Zen y lo manejaba de una forma radical. Su discurso solía ser siempre el mismo, toda l sociedad es basura, y esta basura esta creada por la mente, resultado… mi mente es una basura. El después reconoció que practicaba un lavado de cerebro, pretendía sacar la información que desde la infancia nos habían inculcado y suplantarla por la filosofía budista, siempre bajo su interpretación.
Me fue bien, me sentía haciendo algo interesante y sentía que tenia la posibilidad de conseguir algo verdadero. Practiqué con mucha fe e intensidad, ademas creándome una idea de como son las cosa y de lo que valía la pena en la vida y de lo que no.


Intentaré explicar como lo viví

Al principio practique (en el Zen hacer la meditación se le llama practicar) de la misma forma en que lo hacia con mis anteriores maestros, fuimos cambiando el sistema y fui dejando de lado centrarme en el Hara, me centre en la respiración en notar el aire como entra y sale, buscaba un estado de total calma. La cuestión es no hacer nada dejar que la mente vaya sola y no interferir. Te vas dando cuenta de que si no intervienes en el proceso del pensamiento este crea mil maneras de ver las cosas y también se ve claramente que el pensamiento te arrastra a actuar de formas condicionadas por el mismo.
Fui sintiendo como me expandía y ya no se diferencia entre fuera y dentro, todo lo que sucede esta producido en la mente y pasa en la mente, es mas, todo tiene la sustancia de la mente. Hay momentos (digo momentos, pero los momentos no existen) en que todo cambia visualmente, lo que se ve con los ojos se vuelve mas claro la imagen visual se torna mucho mas nítida y precisa y parece que desaparece lo que no es necesario ver, es decir, la mente no añade nada en la visión. La cuestión es que no llegas a identificarte contigo mismo, o sea que no puedes decir que tu estás mirando o ejecutando una acción, ya que uno mismo como observador desaparece y solo queda la acción sin sujeto que la realice. Te conviertes en todo, eres todo. Estos estados duran un tiempo, aunque cuando se producen no notas el tiempo, son frescos muy intensos y llenos de paz, pero a la vez vacios de todo.
También te das cuenta de ue no existe la esencia, nada tiene esencia y nada tiene contenido, detrás de cualquier cosa, detrás de nosotros mismos no encontré nada. Todo es vacío y esa forma que vemos es vacío, pero a la vez todo esta conectado y unido, todo es lo mismo, pero sin sustancia que lo haga consistente y que lo haga único, no hay nada único en ninguna parte, las diferencias son solo ilusión. Pero a la vez nada es real y nada es no real… en fin que hay que vivirlo para entenderlo, pero si se vive ya se pierde, aunque tampoco se pierde nada.

Con la ilusión de practicar va desapareciendo porque ya no hay diferencia entre hacerlo y no hacerlo. Y cuando estaba en ese punto llegó a casa una chica, Lola . Esta chica tenía problemas era esquizofrénica y Montee se volcó en ayudarla, pero fue entonces cuando vi su manera de trabajar y no me gustó nada. Empezó a acosarla de tal forma que ella no sabia ni que decir, la bombardeaba constantemente con sus ideas, quería a toda costa que ella dejase de pensar, que dejase sus ideas a un lado y que adoptase un comportamiento que según el era el correcto, un comportamiento budista. Con sus ideas sobre la sociedad y sobre la naturaleza. Montee afirmaba que la sociedad era pura mierda, que lo único valido era la naturaleza, que lo que el hombre había creado era fruto de su mente enferma y no valía. Decía que la manera natural de vivir era en las cuevas, que las casas no eran naturales y que vivir en la sociedad era un lío tremendo y que no valía la pena.

Vi claramente como la manipulaba y también vi como me había manipulado a mi. Al ir a vivir a su casa, le deje muy claro que no quería que me engañase, que no usara trucos manipuladores, dijo que si, pero no lo cumplió. Ademas mi zen derivó hacia el Soto Zen, es decir, solo contemplar y no hacer nada. El quería empujarme constantemente y yo perdí el interés en eso, lo hacia de una forma violenta. Atacaba mucho diciendo que mi mente era basura, buscaba la forma de anularme y el decía que eso era matar el ego. Yo no vi nunca claro esa forma de actuar y cuando el se ponía muy fuerte a mi me parecía ridículo. Cuando entraba en estado fuerte de meditación y energía el lo veía y se las apañaba para sacarme de ellos, así que yo fui apartándome e incluso llegue a vivir fuera de la casa, en un especie de pajar que tenia en la casa de al lado. Como se vio claramente que yo no seguía por donde el me decía, se dedico a fastidiarme y yo le dejé muy claro que ya no me interesaba de maestro que solo quería seguir con mi meditación y que si el quería ayudarme en ese sentido se ciñera a las enseñanzas Soto Zen. En realidad no conozco el Soto Zen, la referencia que tengo es por Montee ya que el es quien dijo que mi tendencia en el Zen era Soto.
También le comenté que me parecía muy peligroso lo que estaba haciendo con Lola y que no compartía para nada sus métodos.
Un día me fui. Y Lola al ver como me estaba tratando , se fue también

Después pasè un tiempo muy mal, quería seguir con la practica pero fue dificil, también mi mente quedo mal. No tenia confianza en da de lo que hacia… por ejemplo… cuando salía de casa y cerraba la puerta, a los pocos pasos volvía a tras a asegurarme de que la puerta estaba cerrada, dudaba constantemente de todo lo que hacia y lo pase muy mal.
También la gente no creyó lo que les conté de como fueron las cosas, el se dedico a decir que mi ego era muy fuerte y que no podía seguir con la practica. La gente le creyó así que tuve que joderme y aguantar toda aquella mierda, solo Lola y yo mismo sabíamos lo que había pasado.

Mucho después Milagros una chamana peruna que reside en Barcelona, me contó que ella tenia mucho cuidado en lo que me decía en sus canalizaciones. Me explico que a ella le pasaba lo mismo, que tenemos la potestad (así es como le llama ella) de ver la luz y la oscuridad y que en las personas vemos también los dos aspectos y eso es dificil de llevar, porque nadie es solo un aspecto de la energía.

Tengo que decir que pese a este final desastroso me gustó mucho conocerle y guardo un recuerdo cariñoso hacia el, no me interesa como maestro , pero se que el se comportó de esa forma porqué cree que es lo mejor que puede hacer.

Hasta aquí mi vida Zen. Después llegó otra manera muy distinta… La ascensión, otro día contare sobre eso.


No hay comentarios: